Efecto Rebote – Cómo Evitarlo

El efecto de rebote, 8 maneras de combatirlo:

Tenemos el hábito de dedicarnos a descuidar nuestra dieta por un tiempo, permitiéndonos tener algunos kilos extras que queremos perder rápidamente y sin esfuerzo y yo pregunto: ¿es razonable? ¿Es una buena táctica?¿Eres consciente de que pones tu salud en riesgo?

El peligro de “dietas milagrosas”

Este modus operandi sólo lleva al efecto de rebote desagradable y a la frustración de recuperar rápidamente el peso que perdiste con tanto esfuerzo anteriormente.

 

Algunos consejos que debes tener presente:

No te conviertas en fan de muchas dietas milagrosas que te acosan en algunos medios de comunicación y en las revistas femeninas. Con este tipo de dietas, el organismo pierde mucha masa muscular, mucha agua y muy poca grasa, lo que, en suma, es nuestro principal objetivo.

Efecto Rebote - Cómo Evitarlo
Efecto Rebote – Cómo Evitarlo

 

1- La masa muscular consume más energía que la masa grasa; Por lo tanto, no sólo nuestro cuerpo será más flácido, sino que será más vulnerable a ganar peso de nuevo. Debido a la pérdida de agua, nuestra piel se apagará y las arrugas vendrán más fácilmente, especialmente si ya superamos los treinta.

2- No elimines los nutrientes importantes de tu dieta. Casi todas las dietas rápidas se basan en la eliminación de alimentos esenciales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Algunos dispensan carbohidratos, otros con grasas y ambos son nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

3- Caer en la tentación. Cuando tenemos la intención de comenzar una dieta, nuestros amigos parecen invitarnos a comer más a menudo, e incluso si has anunciado tu determinación, insisten e insisten en poner enfrente tuya todo lo que deseas y que sabes que no debería ser tomado. Y digo: se fuerte y no caigas en la tentación. Si la primera vez no caes en su trampa, dejarás muy claro que esta vez va en serio y que deben respetar tu deseo de perder peso.

4- No respetas las comidas. Puede parecer algo superfluo, pero no lo es. Nuestro cuerpo está listo para recibir alimentos cada 3 a 4 horas como máximo y cuando no se los suministramos, se ponen en marcha mecanismos para proteger órganos vitales como el corazón y el hígado. Así que nos saltamos una comida porque pensamos que adelgazaremos más y en realidad, podemos conseguir el efecto contrario, porque nuestro metabolismo entra en modo de espera, utiliza menos energía y ahorra más, porque siente que han faltado nutrientes en la comida anterior.

Si está a dieta, es muy importante no saltarse las comidas

Además saltar una comida, hace que llegues a la siguiente comida con hambre, por lo que sin duda ingerirás más calorías de lo necesario y posiblemente, hayas caído en comer algunos aperitivos dulces o o salados llenos de calorías vacías.

5- El sedentarismo. Aunque la dieta es un pilar importante en la pérdida de peso, está más que comprobado que no es el único. El ejercicio físico es otro pilar fundamental para perder peso y para poder mantener esa pérdida a largo plazo y evitar el efecto rebote. Hoy en día, tanto en el trabajo y en el ocio, nos sentamos en una silla o en el sofá. Debemos concienciarnos de que es esencial dedicar una hora todos los días a la realización de alguna actividad, si es posible al aire libre: caminatas, ciclismo, natación, patinaje, etc. Nuestras ciudades están cada vez más equipadas para realizar este tipo de actividad. El deporte no sólo es beneficioso para perder peso, sino que también te proporcionará relajación y tranquilidad.

6- No beber agua. El agua es la otra columna necesaria para perder peso de manera sana. El agua mejora nuestra digestión y nos ayuda a eliminar las toxinas y las grasas. Y cuando decimos agua, decimos agua o infusiones (sin azúcar, por supuesto); Un café no es agua, un jugo no es agua. Los expertos aconsejan beber 8 vasos de agua todos los días, no sólo te ayudará en la pérdida de peso, sino que también mantendrá tu piel hermosa e hidratada.

7- No duermir lo suficiente. El reposo nocturno es importante para mantener un equilibrio emocional y físico. Durante la noche, nuestro metabolismo repara, regenera y elimina las toxinas acumuladas durante el día. Es aconsejable dormir 8 horas al día.

8- No utilices laxantes. Es muy común recurrir a laxantes para eliminar los excesos de nuestra dieta, eso es una práctica inútil para perder peso, porque realmente sólo ayuda a remover el agua de nuestro cuerpo, al destruir la flora intestinal, tan necesaria para la absorción y eliminación de grasa de nuestro cuerpo. El uso de laxantes como método de pérdida de peso es muy perjudicial para la salud.

 

FUENTE: http://salud.facilisimo.com/efecto-rebote-como-lo-podemos-evitar-te-lo-contamos-aqui_1962966.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto - Políticas de Privacidad - Descargo de Responsabilidad - Políticas de Cookies- Término y Condiciones