¿Cómo perder peso con agua? – El método más natural de todos

Siempre oímos que el cuerpo está hecho 70% de agua y en realidad es cierto. Aunque los porcentajes varíen, el cuerpo necesita que repongamos el agua que el cuerpo utiliza para que podamos seguir viviendo. Aunque no nos estemos moviendo el cuerpo se deshidrata porque igual todo nuestro organismo sigue funcionando. Realmente deben tomarse dos litros diariamente si realmente se quiere perder peso con agua pues es lo ideal, sin embargo para aquellos que no trabajan al lado del toilette, es complicado ingerir tanto líquido y ser igual de productivo.

perder peso con agua
perder peso con agua

Aprende como perder peso con agua y sus beneficios

El asunto es el siguiente, sino consumimos agua el cuerpo no se lubrica, comenzamos a sufrir de estreñimiento, resequedad, cansancio, dolor de cabeza, entre otros. Todas estas condiciones generan ansiedad y como resultados nosotros mismos nos hacemos comer más. Si el plan es adelgazar con agua, lo primero es no hacer algo que nos haga aumentar más de peso. Debemos aumentar la cantidad de agua ingerida para conseguir perder peso con agua.

Antes de cada comida y sobre todo luego de haber pasado muchas horas sin comer, es recomendable tomarse dos vasos de agua, esto genera muchos beneficios entre los cuales están la sensación de llenura y la preparación del metabolismo para digerir mejor los alimentos.

Por otro lado, sacando cuentas, si el mínimo de comidas que debemos ingerir son tres y antes de cada comida tomamos 2 vasos de agua eso equivale a 6 vasos. Un litro de agua son 4 vasos, por lo que sólo debemos distribuir 2 vasos de agua más durante el día para hacer bien la tarea de hidratar nuestro cuerpo.

Normalmente todo lo que debemos hacer para adelgazar es redistribuir los alimentos en el día y cambiar los hábitos alimenticios. Ciertamente imaginar tomar grandes tragos de agua durante el día suena aburrido y tedioso, es mejor una soda o un jugo, pero si la meta es perder peso con agua hay que tonar medidas inmediatamente.

Es importante, que la temperatura del agua sea siempre ambiente, pues el agua fría, de hecho, cualquier líquido frío es contraproducente para el cuerpo. Nuestra temperatura interna es tibia, lo que le pasa a tu cerebro cuando ingieras un líquido muy frio rápidamente, también le pasa a tu estómago.

La recomendación es que para quienes no tienen el hábito y no tienden a tener sed, coloquen una alarma en celular que se los recuerde. Todo es un hábito y aunque suene raro, el cuerpo debe habituarse a recordar, inclusive a tomar agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto - Políticas de Privacidad - Descargo de Responsabilidad - Políticas de Cookies- Término y Condiciones